Eres una semilla que está lista para desarrollar todo su potencial. Dentro de ti, ya está todo lo que necesitas para crecer. Tu codificación genética es perfecta. Tu entorno es perfecto. Eres la semilla que está lista para crecer. 

Comparte este artículo