Enciendes la pantalla de tu smartphone y son las 11:11. Vas manejando y volteas a ver el reloj: 11:11. Estás en tu computadora y en la esquina acaban de cambiar la hora; 11:11. ¿Qué significa que este número te esté apareciendo por todos lados?

Si empiezas a ver 1111 con mucha frecuencia, es que has llegado a un momento de tu desarrollo espiritual llamado Sincronicidad Acelerada.

Alexander Goz

La Sincronicidad Acelerada sucede espontáneamente, cuando despiertas a una realidad distinta de la que, hasta ese momento, has experimentado. Es en esta nueva realidad, en donde empiezas a conectarte de forma natural con todo lo que te rodea, y lo que antes parecía ser una coincidencia, ahora es el inicio de una vida en sincronicidad perfecta con tu Ser esencial.

Carl Jung y la Sincronicidad

La idea de que eventos sin ninguna conexión aparente suceden al mismo tiempo, fue una de las teorías más revolucionarias del psicoanalista Carl Jung. Y a pesar de no haberse atrevido a fundamentar una definición específica debido a la naturaleza abstracta y espontánea de este evento, sus análisis fueron usados en tratados posteriores, como parte de sistemas cientológicos, místicos y esotéricos.

1111 es un número espejo, que refleja una sola idea: estás en el tiempo-espacio correcto. Lo que estás haciendo en ese momento, es correcto. El lugar donde estás, es correcto. La decisión que te llevó a este momento, es correcta.

El 1111 es también un número mágico, pues si decretas tus intenciones con esta combinación de números, abres un portal inter-dimensional, hacia lo no manifestado, permitiendo que todo lo que ya te pertenece, te sea concedido en el momento correcto.

¿Cómo usar el simbolismo del 1111?

Si eres capaz de observar el 1111 por todos lados, es porque tu mente empieza a tener una percepción más profunda de la realidad, y deja de estar viviendo una vida superficial, oprimida por el ruido interno de tu mente y las necesidades de la materia.

El ruido externo continúa estando a tu alrededor, pero dentro de este ruido, tú eres capaz de crear una burbuja en el tiempo-espacio, que te protege de la inconsciencia de tu entorno, inconsciencia de tu potencial, y de la inconsciencia de tu Magia.

Si el 1111 ya es parte de tu vida, notarás un estado de gozo constante, independiente de tu estado de ánimo, y las sincronicidades serán parte de tu día a día. Ya no tendrás que buscarlas, las sincronicidades te encuentran a ti.

La próxima vez que veas 1111, haz una pausa; toma una respiración profunda, y agradece a Universo por estar dónde tienes que estar.

Comparte este artículo